13 marzo, 2020

‘Estoy notando buenas vibraciones’, así empieza el estribillo de la canción que The Beach Boys hicieron famosa a mediados de la década de los 60 y así da comienzo la sesión de entrenamiento de cualquier persona en la Power Plate® en el primer cuarto del siglo XXI. Dicha máquina, presente en los centros de fitness más innovadores, emplea una estimulación mecánica de baja amplitud y baja frecuencia que permite transmitir la energía de las vibraciones a todo el cuerpo, estimulando la contracción muscular y ayudando a mejorar la propiocepción articular y la circulación sanguínea.

La tecnología de vibración de cuerpo completo o Whole body vibration (WBV), avalada por más de 100 estudios científicos, se basa en el entrenamiento por vibraciones. Éste favorece la salud proporcionando diferentes beneficios como la reducción de la frecuencia cardíaca en reposo, la disminución de la tensión arterial i el aumento de la función cardíaca. Asimismo, varios estudios han relacionado el uso de las plataformas vibratorias con una mejora en la densidad mineral ósea y que, a bajas frecuencias (por debajo de 20Hz), pueden ser efectivas para reducir el dolor lumbar.

Power Plate® es una plataforma vibratoria que permite reproducir movimientos de diferentes disciplinas deportivas, facilita los estiramientos e incluso se usa para masajear la musculatura después de un entrenamiento extenuante. Sobre este dispositivo y mediante el sistema de vibración tridimensional, la actividad realizada resulta más efectiva que si se lleva a cabo en el suelo, por lo que entrenar resulta más fácil, rápido y eficiente.

Otra de las ventajas de Power Plate® es que puede utilizarse en modo estático o dinámico. El primero, basado en contracciones isométricas, es ideal para personas que padecen algún tipo de limitación física debido a alguna lesión o problema de salud, ya que permite generar un gran trabajo muscular evitando el proceso de atrofia muscular típico en estos casos. Por otro lado, los ejercicios dinámicos, basados en contracciones isotónicas, permiten optimizar el trabajo realizado durante la sesión, ya que genera una mayor activación de las fibras musculares, aumentando así la eficiencia en nuestros entrenamientos.

Sea como sea, los beneficios de Power Plate® son muchos porque:

  • Aumenta la tonicidad muscular.
  • Ayuda a mejorar la flexibilidad.
  • Disminuye el cansancio.
  • Mejora la densidad mineral ósea.
  • Contribuye a disminuir el dolor lumbar.
  • Mejora los sistemas cardiorrespiratorio y endocrino-metabólico.
  • Facilita la circulación sanguínea y linfática.
  • Reduce el estrés.
  • Previene y combate la celulitis mediante el ejercicio.

Logik Clinic es uno de los pocos centros de entrenamiento en Barcelona que disponen de la tecnología Power Plate® Move. Si quieres saber más sobre el entrenamiento con vibración, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros profesionales, que se encuentran en continua formación de esta técnica a través de nuestro colaborador @dvelopfullfitnessservice, te asesorarán sobre como puede ayudarte este tipo de entrenamiento.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *